¡Votad a las cupleteras!


Este fue el surrealista Gobierno Femenino propuesto en 1930. Las reinas de la noche y del escándalo, como Concha Piquer o Celia Gámez, gobernarían a golpe de cuplé y chotis, desarmarían al ejército e impondrían la sicalípsis generalizada

Eran las reinas no oficiales del país. Dueñas de la noche y del ocio, de la locura de cabarets y music-halls. Valientes, feministas, amenazantes, divertidas, el ejército sicalíptico difundía su credo cada día y cada noche, concentraba las páginas de sociedad y preparaba su entrada en una fase de convulsión política. En breve, los cuplés serán los voceros de la contienda política y llegarán, con el tiempo, los cuplés del comunismo libertario y hasta Celia Gámez, una de las más derechistas, cantará el vergonzante chotis «Ya hemos pasao». Pero eso vino luego. Ahora estamos en junio (concretamente el 22 de ese mes) de 1930. En enero de 1930, Primo de Rivera puso fin a su dictadura y el rey Alfonso XIII encargó al general Dámaso Berenguer la formación de un Gobierno. No logró convocar elecciones. En diciembre de 1930 se produce la sublevación de Jaca, dirigida por dos militares republicanos que fueron ejecutados tras los hechos.  En todos lados se habla del movimiento antimonárquico, de la necesidad de convocar elecciones y un nuevo régimen. Y allí estaban ellas, las cupleteras, el Gobierno cupleteril con el soñó y fantaseó la revista Crónica en un artículo de Ortega-Lissón y Castillo (quien precisamente fue el que compuso la canción «Comunista» en 1932 y hasta llegó a ser miembro de la Junta Revolucionaria durante la Guerra Civil), con una maravillosa fotografía del Gobierno en sesión de investidura con todas ellas: Celia Gámez, Blanquita Pozas, Eloísa Moro, Felisa Herrero, Carmen Flores, Conchita Piquer, Conchita Constanzo, Matilde Vázquez y Consuelo Hidalgo. «El Gobierno femenino formado por CRÓNICA celebra su primer Consejo», dice el pie de foto, junto a la descripción de las principales carteras y puestos.

El Gobierno Cupleteril al completo ( Crónica , 22 de junio de 1930)

El Gobierno Cupleteril al completo (Crónica, 22 de junio de 1930)

***

«A la estatuilla de la Justicia le ha mandado poner un “maillot”… Suprimirá la ley de herencia, porque los hombres que no saben gastarse el dinero no tienen derecho a poseerlo...»

Ellas también se definen. Allí las tienen ustedes en tomo a la misma mesa alrededor de la cual unos cuantos señores rigen los destinos nacionales. Unos momentos son ELLAS las que van a encauzar la vida española. Es decir, ¿no serán y habrán sido siempre ELLAS las que gobernaron el país, puesto que fueron, son y serán las gobernadoras del albedrío de los hombres?...

Sus excelencias (nunca mejor empleado el tratamiento) han ido declarándonos sus proyectos ministeriales.

Presidencia

La presidenta, Carmen Flores.

— El programa del Gobierno consiste en declarar la guerra a los «POLLOS PERAS». ¡Muera el feminismo varonil y el varonilismo femenino! Nosotras queremos hombres... ¡HOMBRES!... aunque nos Quiten el Poder... Y al que no sea muy hombre... ¡hay que exigirle responsabilidades!

Gracia y Justicia

Consuelo Hidalgo ha devuelto a este ministerio la GRACIA que unos buenos señores le habían quitado. Quiere este ministro que haya libertad de cultos, para que se le rinda adoración a Apolo, Baco y, sobre todo, Terpsícore. A la estatuilla de la Justicia le ha mandado poner un «maillot»... Suprimirá la ley de herencia, porque los hombres que no saben gastarse el dinero no tienen derecho a poseerlo...

Instrucción Pública y Bellas Artes

Tiene el propósito Celia Gómez de que desaparezcan de los Museos todos los desnudos, sean en piedra o lienzo, porque «eso debe dejarse para los escenarios»...

Estado

Sorprendemos a Conchita Piquer formando la lista de embajadoras. Escoge las mujeres más guapas porque, según nos dice, «con las feas no hay quien quiera sostener relaciones». Además, añade, «sera la mejor propaganda para el turismo en España».

Conchita Piquer alrededor de 1930

Conchita Piquer alrededor de 1930

Trabajo y Previsión

Por disciplina aceptó Conchita Constanzo esta cartera; pero cree que la abandonará muy pronto, porque a ella el trabajo no le sienta..., y la previsión... equivale a envejecer prematuramente.

Economía

Eloísa Muro cree que la mayor economía para la nación puede ser buscada en los trajes de las damas. Pretende que las mujeres españolas vistan gratis, merced a un gravamen que impondrá a los hombres cada vez que engañen a sus esposas.

Gobernación

En este departamento, Blanquita Pozas no sabe qué va a hacer, porque ella no está acostumbrada a mantener el orden. Además, le gusta muchísimo el embuchado, y cree que no va a poder prescindir de él en las elecciones. Va a quitar la bola de la torre de su ministerio, porque, según dice, no le agradan las bolas...

Marina

En «Marina» nadie puede negar que está muy bien Felisa Herrero...

Consuelo Hidalgo en  Nuevo Mundo  (mayo de 1914)

Consuelo Hidalgo en Nuevo Mundo (mayo de 1914)

Hacienda

Matilde Vázquez asegura que tiene SUPERAVIT. Ella lo sabrá. Es amiga de dar NOTAS que agraden a la opinión. Cree que está feo eso de cambiar la peseta, y hará cuanto esté en su mano porque suba, por lo menos a San Bernardo, 114, donde habita...

El Ministerio del Ejército ha quedado suprimido, y se ha acordado en el primer Consejillo el desarme general. Dicen ELLAS, que les basta con sus armas naturales para rendir al enemigo más cruel y poderoso. Aun cuando suponemos que este Gobierno «caerá» pronto, podemos asegurar que sus componentes tienen un gran PARTIDO.