¡Matadlos a todos! La sombra de Kill Bill

La protagonista de They Call Her One Eye, una película sueca de culto prohibida en su país, inspiró a Tarantino y el personaje de Elle Driver (Daryl Hannah). Parches en un ojo, venganza y... cadáveres reales

Friga / Madeleine, la protagonista de la película sueca Thriller, en grym film (en español: Thriller, una película cruel, aunque también se la conoce como They Call Her One Eye, Hooker’s Revenge o simplemente Thriller) decidía vengarse de todos y cada uno de los culpables de su aspecto y tragedia: había sido violada y, posteriormente, apuñalada en un ojo, lo que hizo que la conocieran como «la chica de un solo ojo». Para ello tuvo que sufrir una metamorfosis hasta convertirse en una despiadada asesina sin compasión, aprendiendo a conducir a toda velocidad, disparar, etc.

 Cartel original de la película

Cartel original de la película

33302004145_d46c541e44_b.jpg
 Fotogramas de  They Call Her One Eye

Fotogramas de They Call Her One Eye

«Frigga / Madeleine (Christina Lindberg, que en la vida real era actriz de softporno), por arte de magia se convertiría en la poderosa Elle Driver (Daryl Hannah)»

La película se estrenó de forma casi invisible, en circuitos de películas de serie B que proliferaban en 1974, año de su producción. Suecia la había prohibido. ¿Las razones? Violencia sexual, escenas crudas (tanto como para utilizar un cadáver real en la escena del apuñalamiento en un ojo, algo que el director no quiso ocultar), el vía crucis vital de su protagonista (muda tras la violación, luego heroinómana y, finalmente, vengadora) o lo que subyace en la cinta: ojo por ojo y diente por diente. Un par de años antes se estrenaba la obra maestra del cine «violación y venganza», La última casa a la izquierda de Wes Craven. They Call Her One Eye pasó a ser un subproducto del cine underground hasta que Quentin Tarantino llamó a su director Bo Arne Vibenius, que había sido asistente de Ingmar Bergman, y le propuso que hiciera una pequeña aparición/tributo en su exitosa Kill Bill, donde no dudaba en reconocer su herencia. Frigga / Madeleine (Christina Lindberg, que en la vida real era actriz de softporno), por arte de magia se convertiría en la poderosa Elle Driver (Daryl Hannah). Al igual que la protagonista de They Call Her One Eye, sufre la ira de un despiadado profesor de artes marciales, Pai Mei, que la instruye para ser una asesina del Escuadrón Asesino Víbora Letal. Mei se enfrenta a Driver, a quien le arranca su ojo derecho.  Sangre, violencia, espadas, grandes pistolas.

 Elle Driver en  Kill Bill

Elle Driver en Kill Bill

MV5BNGNjZDhlZTktYjc5MC00MjdhLTllYjAtMDZkM2RhZGUzMTdkXkEyXkFqcGdeQXVyMjUyNDk2ODc@._V1_.jpg
maxresdefault.jpg

En la película hay escenas de sexo explícito de Frigga / Madeleine, pero posiblemente impresiona más cuando, usando un cúter, le arrancan un ojo. La sucesión de venganzas es lenta y calculada (la película ya de por sí es tremendamente lenta e hilarante), pero más aún cuando cada asesinato se muestra a cámara lenta al estilo western. La estética del parche en el ojo de la gran Frigga / Madeleine recuerda mucho a otro grande, Kurt Russell (aka «Snake Plissken») de Rescate en Nueva York, el clásico de John Carpenter. Así, desde entonces, serían los malos malísimos: casi sin rostro y sin diálogos, crecidos ante las adversidades, obligatoriamente despiadados en un mundo excesivamente cruel.

Elle Driver en They Call Her One Eye