La arrebatadora belleza de los ángeles y sus fuegos

Hace unos meses, en abril, el proyecto bibliográfico de Europeana la seleccionó como una de las quince obras artísticas del fondo español más importantes. Se trataba de De Aetatibus Mundi Imagines (Las Edades del Mundo en Imágenes) del pintor Francisco de Holanda, nacido en 1517 en Lisboa. La obra es de una belleza excepcional y esconde el titánico esfuerzo, por otro lado inconcluso, de un artista por reflejar las distintas fases de la creación, que situaba en seis sus edades, según la división de la historia por San Agustín, en analogía con los seis días de la Creación.

Francisco de Holanda provenía de una familia de artistas, y su padre, Antonio, fue un humanista activísimo tanto en España como en Portugal. Tardó cinco años en dar por finalizada, sin concluirla del todo, esta obra magna que llamó De Aetatibus Mundi Imagines. Comenzaba por los siete días de la creación, que aparecen con todo lujo de detalles, y donde se mezclan imágenes bíblicas con las ideas de Platón, como buen hombre del Renacimiento que fue Francisco de Holanda. Luego se sucedía cada una de las edades. En 1545 dio por concluido el libro, aunque su propósito inicial se viese reducido considerablemente. Consta de 89 páginas y 164 dibujos, algunos de una belleza excepcional, como los que os mostramos. Hoy la obra está en la Biblioteca Nacional, en Madrid, como uno de sus bellos incunables, puesto que al terminarla se la obsequió a Felipe II en Lisboa, en 1582, una vez que este fue proclamado rey de Portugal.

Puedes ver la obra completa digitalizada aquí: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000137315