Pelo largo, cuero negro y delirio: así fue el primer concierto de Kraftwerk

En 1970, mientras Alemania vivía el final del sueño hippie y la aparición del terrorismo y el «psicoterror», Kraftwerk ofrecían su primer concierto con una imagen inusual: pelo largo y cuero negro

Es 1970 y toda Europa ha sido sacudida por la protesta política y los veranos del amor; en algunas ciudades alemanas han comenzado a sucederse acciones violentas y, dentro de muy poco, grupos armados marxistas-leninistas tomarán las portadas de los periódicos. Los estudiantes alemanes, la famosa SDS, o experiencias autogestionadas de «psicoterror», como Kommune 1 y 2, han hecho célebre al movimiento hippie alemán. También es el año del primer concierto de Kraftwerk, que aparecen en escena con una imagen absolutamente inusual a la que les hizo famosos: llevan el pelo largo y visten de cuero. La formación está compuesta por Ralf Hütter, Florian Schneider (flauta), Klaus Dinger (batería) y Michael Rother (teclista). El público, desperdigado en el suelo, parece vivir aún el sueño hippie prematuramente agotado. Existe el mismo ambiente de cierto caos y delirio que los primeros shows televisivos de bandas como Can.

Dos espectadores durante el primer show de Kraftwerk

La actuación, que es recibida con entusiasmo por los espectadores, que inundan el plató, se produce en un famoso programa de música, el Rockpalast, de la cadena Westdeutscher Rundfunk (WDR), y durante varias décadas estuvo perdida en los archivos de televisión hasta que fue rescatada como testimonio gráfico y sonoro de un movimiento y una música en mutación.