Presidente cerdo

Dicen que tras las elecciones fue secuestrado. Incluso devorado por agentes del orden, que lo odiaban. Pesaba unos 70 kilos y los yippies, el movimiento contracultural que quiso dinamitar la vida política y cultural a finales de los sesenta en Estados Unidos, lo habían presentado como su candidato presidencial. Era un cerdo, enorme y vacilón, y lo llamaron Pigasus. Si el poli era un «cerdo», ellos presentarían el suyo propio. Los Black Panthers lo repetían una y otra vez: «Off the pigs!».

 Manifestación yippie en Chicago a favor de Pigasus.

Manifestación yippie en Chicago a favor de Pigasus.

 «Muerte a los cerdos políticos americanos». Manifestación contra la guerra. 1968.

«Muerte a los cerdos políticos americanos». Manifestación contra la guerra. 1968.

Su primera gran aparición fue en Chicago, antes de los importantes disturbios que se producirían con motivo de la Convención Nacional Demócrata. Era el 23 de agosto de 1968 y Jerry Rubin y Abbie Hoffman, los líderes yippies, organizaron una concurrida rueda de prensa donde mostraron al animal como candidato presidencial de su propio partido / antipartido, el Youth International Party.

 «Vota cerdo», cartel yippie a favor del candidato cerdo. 

«Vota cerdo», cartel yippie a favor del candidato cerdo. 

 

Lo más increíble fue lo que pasaría horas más tarde: Pigasus, que como todo animal era libre y anarquista, fue detenido por la policía y ¡acusado de desórdenes! Phil Ochs, músico, activista hippie y que estaba junto a este cuando apareció la policía, denunció brutalidad policial.

 Pigasus es paseado en manifestación.

Pigasus es paseado en manifestación.

 Momento de la detención de Pigasus. Última imagen del animal. 

Momento de la detención de Pigasus. Última imagen del animal. 

Durante el juicio contra los yippies, todos exigieron saber qué le había sucedido a su candidato. Muchos acusaron a la policía de Chicago de acabar con su vida y celebrar una cena antiyippie. Otros tantos hablaron de que aquel encuentro ejemplificaba algo: «Cerdos junto a cerdos», dijeron algunos.

 Manifestación en defensa del cerdo.

Manifestación en defensa del cerdo.

Sin embargo, ya era tarde. Para el imaginario contracultural americano, aquel cerdo llamado Pigasus se había convertido en inmortal.