El Superman turco y la otra Guerra de las Galaxias que nunca viste

Cualquiera con acceso a internet se ha echado en algún momento unas risas viendo escenas de Badi el E. T. Turco, o películas de similar manufactura. Lo que quizá no sea conocido por todos son las razones por las que un puñado de directores terminaron perpetrando semejantes engendros.

  Badi , el  E. T.  turco

Badi, el E. T. turco

La historia de Turquía, la llamada «Puerta de Oriente» o «Puerta de Occidente» dependiendo desde donde mires, está plagada de cambios de gobierno, golpes de Estado, alejamiento del Islamismo, acercamiento al mismo y muchos, muchos militares que hicieron de las suyas a lo largo y ancho del país desde el año 1960 hasta más o menos el año 1982, momento en el que devolvieron el gobierno a manos de los civiles. Hasta la década de los 50, la producción cinematográfica de Turquía no pasaba de lo meramente anecdótico.

  Susuz yaz , película de Metin Erksan que ganó el Oso de oro del Festival de Berlín en 1964

Susuz yaz, película de Metin Erksan que ganó el Oso de oro del Festival de Berlín en 1964

Esa tendencia comienza a cambiar de tal forma que en el año 1952 se ruedan más películas que las realizadas en el periodo anterior y comienza una época que posiciona al país como el quinto en producción en el año 1960, momento en el que, como ya hemos apuntado, sucede un golpe de estado por parte de los militares. Si hay algo que le gusta a los militares golpistas es la censura, y como resulta lógico imaginar, una vez llegados al poder, en Turquía ejercieron un férreo control sobre la producción cinematográfica del país, lo cual no significó un descenso en la producción, que siguió en alza a lo largo de la década de los 70 y que solo comenzó a notar un cierto declive una vez entrados los años 80.

 Las aventuras de  Superman  turco

Las aventuras de Superman turco

A la luz de lo que sigue, tengo la sensación de que gran parte de la culpa de este declive vino dada no por las causas que citan fuentes más serias que yo y que arguyen los costes de producción o la masificación de la TV como motivos, sino por la nula calidad de las películas rodadas. Y es que si hay algo con lo que se cebaron los censores turcos fue con el cine estadounidense, prohibiendo totalmente su exhibición en las salas del país a lo largo del periodo de tiempo en el que estuvieron en el poder. Esta censura permitió que un grupo de directores turcos con acceso a blockbusters yankees se dedicaran a rodar sus propias versiones de éxitos en taquilla como E. T., La Guerra de las Galaxias, Spiderman o Superman. No dudaron en fusilar las ideas, los guiones, las escenas y bandas sonoras de las películas originales que mezclaban sin sonrojo entre títulos regalándonos momentos tan espectaculares como escuchar parte del soundtrack de Indiana Jones en la versión turca de Star Wars.

 El director de cine Çetin Inanc

El director de cine Çetin Inanc

Entre estos directores podemos destacar al prolífico Çetin Inanc, al cual se le conoció como el «director Jet» por su capacidad de manufacturar una película en el plazo de una semana y a cuya mano debemos algunos de los éxitos antes citados y de los que podéis encontrar muchas muestra tecleando en vuestro buscador favorito cualquiera de los títulos y añadiéndole el esclarecedor «turkish». Hay que tener en cuenta que ninguna de estas películas hacía referencia a la obra original, por lo que los espectadores turcos siempre pensaron que aquello que estaban viendo eran ideas propias de los guionistas y directores de su país. Cuenta la leyenda que, una vez finalizado este «oscuro periodo del cine turco», el Ministerio de Cultura, o los propios cineastas, se encargaron de destruir todas las copias del material exhibido, quedando muy pocos restos de aquellas películas. Sea o no verdad, lo cierto es que, para disgusto de muchos, es bastante difícil encontrar el metraje completo de las obras mencionadas.

Por suerte, aún podemos encontrar maravillas como esta: El hombre que salvó al mundo (La Guerra de las Galaxias turca).