La película de The Beatles que inventó el pogo

«Él inventó el pogo. Al principio solo saltaba para poder ver mejor. Al final saltaba sin parar». El narrador se refiere a Sid Vicious, cuando aún no había despuntado el crucial año de 1977, este tocaba en Flowers of Romance, y Sex Pistoles y Damned habían ya publicado los primeros singles de la era punk que cambiaría el mundo de tantos adolescentes y no tan adolescentes. Sid Vicious lo contó de esta manera: «Solía lanzarme saltando hacia los lados. Así como “poin, poin, poin”. Aterrizabas encima de ellos y los tirabas al suelo». La voz, que va y viene entre imágenes de aquellos primeros shows y viñetas de cómic en que lo vemos con su famosa imaginería filonazi, pertenece al falso documental sobre los Sex Pistols The Great Rock 'n' Roll Swindle, dirigido en 1980 por Julien Temple.  

 Advertencia en una entrada de un concierto de Vibrators y Generation X prohibiendo el baile del pogo. 

Advertencia en una entrada de un concierto de Vibrators y Generation X prohibiendo el baile del pogo. 

 Chris Spedding & The Vibrators,  Pogo dancing  (EMI, 1976)

Chris Spedding & The Vibrators, Pogo dancing (EMI, 1976)

El pogo, el tipo de baile que popularizaría el punk rock, se convirtió desde entonces en parte de un estilo que, poco a poco, comenzó a radicalizarse, a volverse más caótico.

Sin embargo, más de una década antes, en 1964, en plena fiebre londinense del swinging London liderada por bandas de pop ruidoso como Small Faces, The Beatles, The Kinks, y tantos otros, y por pandillas de mods, se estrenó A Hard Day’s Night, dirigida por Richard Lester, que tenía como protagonistas a The Beatles, convertidos ya en el gran fenómeno global del pop. En una de las escenas más conocidas, a partir del minuto 22:05, vemos a Ringo Starr bailando en una discoteca acompañado de un amigo suyo, un tipo que podría tratarse de Clifford Geertz, entonces profesor en la Universidad de Chicago y que tuvo la fortuna de participar como extra en la película.

 Ringo Starr baila junto a Clifford Geertz en  A Hard Day’s Night

Ringo Starr baila junto a Clifford Geertz en A Hard Day’s Night

En un momento dado (22:30), ambos se miran. Ringo Starr baila cada vez más frenético y parece querer enseñarle como se baila aquella música. Se ríen y bromean. Geertz, de pronto, en el minuto 22:45, comienza a imitar a su amigo, pero va más allá: empieza a saltar verticalmente. Lo hace muy arriba, mientras Ringo lo observa divertido y con cara de asombro. En el minuto 22:55, lo volvemos a ver dando grandes saltos hacia arriba, mientras Ringo lo imita.

Al instante, 22:30, un grupo de hombres, con evidente enfado, se dirige a Ringo, recriminándole su manera de bailar, invasiva y violenta («Aterrizabas encima de ellos y los tirabas al suelo», parecen resonar las palabras de Sid Vicious). Seguidamente, van a hablar con el resto de la banda, que está sentada un poco más allá. Señalan a Ringo, que sigue bailando junto a Geertz. The Beatles son expulsados de la fiesta sin saber quizás que acababan de sentar las bases para el baile del futuro: el «temido» pogo.