La banda mafiosa de Goofey

Es un carnet insólito. Gracias a este, su portador, Portia J. Gross, puede acreditarse como miembro de «Goofey Gang», el antecedente del famoso perro Goofy de Walt Disney, cuyo flamante presidente es Phil Strongbred. «No transferible», advierte. Portia J. Gross es, posiblemente, un crío. Así que sí, es un documento extraño y desubicado. La tarjeta fue realizada por el dibujante Fred Neher (1903-2001) para los fans más fieles de las famosos dibujos animados de Goofey. La fecha del carnet mafioso es 1929.

   Tarjeta de la Goofey Gang  

   Tarjeta de la Goofey Gang

 

Phil Strongbred era uno de los personajes de Goofey. Tanto su nombre como el del resto de personajes eran hermosos guiños al mundo animal: Beverly Bruin, Henna Hare o Bull Canine, entre otros. Los niños de América soñaron con esa tarjeta. Para poder hacerse con el carnet de la Goofey Gang debían enviar un sello por valor de dos céntimos a su periódico local y, seguidamente, recibirían su tarjeta personalizada y sus nombres impresos en la tira cómica de Goofey que, en aquellos años, prácticamente salía en todos los periódicos del país.  

 Fred Neher

 Fred Neher

Crímenes, asesinatos por encargo, ejecuciones en plena calle. Y, en medio, Goofey y sus sueños de mafioso. Goofey y la emulación del malo malísimo. Goofey, el perro mafioso, haciendo reír a los niños y niñas de América. El año en que se distribuyeron las tarjetas de la Goofey Gang, Estados Unidos vivía una de las peores oleadas de asesinatos y atentados mafiosos. En febrero, en Chicago, cuatro hombres entraron en un garaje, disfrazados de policía que realizaban un registro, y asesinaron a tiros a seis miembros de una banda rival, lo que se conoció como la matanza de San Valentín, que había sido ordenada por Al Capone y fue ejecutada por Jack «Machine Gun» McGurn, quien se piensa que podría haber realizado los disparos bajo las órdenes de su jefe. Al planear los asesinatos, Al Capone intentaba eliminar a su rival Bugs Moran, pero este llegó tarde a la cita.

Las víctimas de la masacre de San Valentín

Las víctimas de la masacre de San Valentín

Aunque el país vivía aterrorizado por los estragos causados por la mafia, Fred Neher no dudó en diseñar los carnets mafiosos, que por supuesto fueron un éxito entre millones de niños.  La Goofey Gang era la última banda mafiosa de la ciudad.