Érase una vez el pueblo de Valencia


La fotógrafa Kati Horna retrató la vida cotidiana del proletariado valenciano bajo las bombas. Los carteles antifascistas decoraban el mercado de Xátiva o el mercado central de Valencia mientras el pueblo intentaba llevar una vida lo más normal posible

 

Lo que se encontró la fotógrafa húngara Kati Horna al llegar en 1937 a España, con un pueblo levantado en armas contra un fascismo que contaba con la ayuda de italianos, alemanes y tropas moras, fue un país que vivía esperando el siguiente bombardeo pero que no dudada en hacer su vida más o menos normal. Horna, anarquista convencida, retrató mítines, barrios obreros, colectivizaciones, reuniones políticas o simples calles. El plan era hacer un álbum para propaganda exterior del Gobierno republicano, intentando que los países del mundo acudieran en nuestra ayuda. La acompañó otro fotógrafo, Robert Capa. Horna, cuando llega a Barcelona y Valencia, colaboraría con las principales revistas anarquistas, como Mujeres Libres, Tierra y Libertad , Tiempos Nuevos y, sobre todo, Umbral de Valencia (con el subtítulo de «semanario de la Nueva Era»), de la que fue redactora gráfica y que se publicaría ininterrumpidamente desde julio de 1937 hasta enero de 1939. Fue allí donde conoció a José Horna, su futuro esposo y pintor.

Portada del primer número de  Umbral  (17 de julio de 1937)

Portada del primer número de Umbral (17 de julio de 1937)

En el Centro de Documentación Histórica se conservan decenas de fotografías de Horna. En el propio archivo se señala que «la mayor parte de la serie fotográfica realizada por Kati Horna, durante la Guerra Civil española, se quedó en España al ser derrotada la República, probablemente esté disperso o destruido. Sin embargo, según declaraciones de la autora, logró llevar en su exilo una pequeña caja de hojalata con una selección de negativos tomados durante la contienda. Durante los cuarenta años siguientes no quiso hacer uso de ese material, por la convicción de que debía ser devuelto y utilizado por el pueblo español. El 12 de mayo de 1983, la serie fotográfica sobre la Guerra Civil, fue ofertada al Estado Español por la fotógrafa que residía entonces en México. En 2002 se publicó el catálogo de las fotografías realizado por Blanca Desantes Fernández, las descripciones incorporadas a PARES son el reflejo de ese catálogo».

Esta selección de fotografías muestran al proletariado valenciano en plena guerra. Varias imágenes pertenecen al mercado de Xátiva, donde se ven escenas cotidianas o lonjas y tabernas decoradas con carteles anarquistas de la CNT/FAI y AIT (con carteles que advierten que «no hay azúcar»), que también aparecen fijados a las puertas del modernista mercado central de Valencia, de la que hay varias hermosas imágenes, así como escenas callejeras, escaparates con el busto del fallecido Durruti, o la vida en los refugios.