Desalojos son disturbios o la noche en la que fans del pop y gays incendiaron la ciudad

Hay quien asegura que la cifra de alborotadores y activistas que el 19 de septiembre de 1979 lucharon en las calles, fue de 4.000 personas. Pero hay quién incluso afirma que fueron muchos más. Lo cierto es que, décadas más tarde, pocos son los que han olvidado los graves disturbios que se vivieron en Newcastle (Australia) durante la protesta contra el cierre del pub Star Hotel.

Exteriores del Star Hotel

Exteriores del Star Hotel

El Star Hotel se había convertido en una fortaleza para los músicos locales y el colectivo gay. Semanalmente, el local acogía conciertos, desfiles de drag queens y toda clase de actos culturales. Poco a poco comenzó a estar en el punto de mira de las autoridades, que idearon una forma de cerrar sus puertas. Presionaron a sus propietarios y enviaron a los responsables del Star Hotel todo tipo de denuncias de posibles infracciones.

Un cliente del Star Hotel se sube a lo alto del edificio durante los incidentes

Un cliente del Star Hotel se sube a lo alto del edificio durante los incidentes

Disturbios durante el cierre del local

Disturbios durante el cierre del local

El cierre, previsto para la noche del 19 de septiembre, a pesar de los numerosos policías, acabó en una de las revueltas urbanas más graves de la historia de Australia. Los agentes irrumpieron en el local justo en medio de un concierto de rock de la banda Heroes y exigieron que se detuviera la música y el público abandonase el local.

Cientos de personas, muchos de ellos gays, se enfrentaron a la policía al grito de «Kill the pigs», que malamente pudo avanzar ante una lluvia de piedras, golpes y coches incendiados. Fue la llamada «Noche de la infamia».

Las imágenes que transmitió la televisión no dejan lugar a dudas de la magnitud de los choques. Se suceden las piedras, el fuego e incluso luchas cuerpo a cuerpo entre activistas y agentes