Cuando Boney M. le cantaron a El Lute

La historia de Eleuterio Sánchez, alias «El Lute», el legendario delincuente español, se hizo muy famosa a finales de los setenta. Había publicado dos libros de memorias (Camina o revienta y Mañana seré libre), que fueron a parar a Frank Farian, el productor alemán que por entonces trabajaba para la discográfica alemana Hansa y creador en 1975 de Boney M. «Tras haber leído el libro [posiblemente el primero de ellos, que fue un éxito editorial y acabó convirtiéndose en una película] Farian decidió documentarse más acerca de mi vida. Y el resultado quedó plasmado en la canción», afirmó en una entrevista el propio Lute.

 El Lute, tras ser detenido, pasa a disposición judicial.

El Lute, tras ser detenido, pasa a disposición judicial.

Corría el año 1979. El Lute se encontraba aún cumpliendo pena, aunque en régimen abierto, en la prisión de Alcalá de Henares. Las condiciones de vida eran muy flexibles. Durante el día podía hacer su vida normal, pero cada noche acudía a dormir a la prisión. «Una de esas noches de regreso, me quedé sorprendido al ver como mis compañeros no dejaban de observarme, a la vez que veían la televisión. Ante tal intriga les pregunté el por qué de tantas miradas y me señalaron la televisión. Me quedé sorprendidísimo al comprobar cómo un grupo musical pronunciaba mi nombre». Eran Boney M., que habían compuesto la canción «El Lute», una empalagosa balada incluida en su recién estrenado nuevo disco Oceans of fantasy.

 Portada y póster central de  Oceans of Fantasy  (1979) de Boney M.

Portada y póster central de Oceans of Fantasy (1979) de Boney M.

El grupo interpretó la convulsa vida del delincuente como si se tratase de un Robin Hood hispano, describiéndolo como «un hombre que nació para ser cazado como un animal salvaje».

 Boney M. al completo, en la habitación de El Lute durante su visita a la prisión de Alcalá de Henares. 

Boney M. al completo, en la habitación de El Lute durante su visita a la prisión de Alcalá de Henares. 

 Farrell junto a El Lute

Farrell junto a El Lute

El grupo pagó una importante suma por utilizar el nombre del delincuente (que reconoció haber recibido «una cantidad interesante de dinero», llegando a rumorearse que ascendió a cinco millones de pesetas). Pero el idilio entre este y Boney M. no quedó ahí. Los componentes del grupo, aprovechando una visita a nuestro país, lo visitaron en prisión y Bobby, Liz, Marcia y Maizie se entrevistaron y fotografiaron junto a este. Entraron incluso a su celda: «Estuvimos hablando durante un buen rato y nos reímos mucho, sobre todo cuando se sentaron en la cama donde yo dormía y esta cedió cayendo al suelo».

 El Lute bromeando con la gorra de Farrell

El Lute bromeando con la gorra de Farrell

Bobby, que hablaba español, le contó su vida hasta ser una estrella pop. Maizie y Liz, por su parte, le hicieron sendos regalos muy personales (la primera se cortó una trenza y se la regaló y, la segunda, le entregó un imperdible).

No fue la última vez que se vieron. La compañía discográfica, para promocionar el disco, organizó una fiesta de presentación a la que fue invitado. Allí le entregaron el disco de oro por las ventas obtenidas del single «Gotta go home / El Lute».

 El Lute, a la izquierda, con un disco de oro, junto a la banda, miembros de la compañía discográfica y Frank Farrian.

El Lute, a la izquierda, con un disco de oro, junto a la banda, miembros de la compañía discográfica y Frank Farrian.

Al año siguiente actuaron en el programa Aplauso, donde previamente se rumoreó que la canción, una de las que interpretarían, sería censurada, algo que finalmente no sucedió. Mantuvieron contacto durante años. Cada navidad, en los seis o siete años siguientes, El Lute recibía una felicitación de la banda.

 «Ésta es la historia de El Lute / Un hombre que nació para ser cazado como un animal salvaje / Porque era pobre / Pero se negó a aceptar su destino / Y hoy su honor se ha restituido / Él tenía sólo diecinueve años / Y fue sentenciado a morir / Por algo que algún otro hizo / Y culparon a El Lute / Entonces le cambiaron a la vida / Pero él pudo escapar / Desde aquel momento salieron a cazarlo / Y lo buscaron día y noche / Por toda España / Pero la búsqueda fue en vano para el El Lute / Había visto sólo el lado oscuro de vida / Los hombres lo llamaban El Lute / Y él solo quería un hogar, como tú o como yo / En un país donde todos fuesen libres / Pues él aprendió por si solo a leer y a escribir / No obtuvo ayuda El Lute / Era alguien que se atrevió a escapar en la noche / Ellos tenían que encontrar a El Lute / Pronto la fama de su nombre / Se extendió como fuego salvaje por la tierra / Pusieron precio a su cabeza / La gente  todavía le daban pan / Y le ayudaban / Porque sabían que él tenía razón / Y que su lucha era la de todos / Nadie te daba una oportunidad / En la España de aquellos días / En las paredes, en cada lugar habían colocado un cartel con la cara de El Lute / Y él robó donde pudo, tal como alguna vez hiciera Robin Hood / Finalmente lo atraparon y / Parecía el fin / Pero lo atraparon en vano / Porque sucedió un cambio para España / Y también para El Lute / Él había visto sólo el lado oscuro de vida / Los hombres lo llamaban El Lute / Y él solo quería un hogar, como tú o como yo / En un país donde todos fuésemos libres / Y luego la libertad realmente vino a su tierra / Y también para El Lute / Ahora él camina en la luz de un nuevo día soleado / Los hombres lo llamaban El Lute»