A puñetazos con los Rolling Stones

La gira europea de 1970 es recordada por los incidentes importantes durante los shows de la banda que venía a presentar Let it Bleed y no pisaba Europa desde 1967. En Estocolmo, por ejemplo, su show en el Råsunda stadion fue interrumpido por la policía. Días más tarde, el 14 de septiembre, un millar de tickets falsificados fueron rechazados en el Ernst-Merck-Halle de Hamburgo. La situación se descontroló cuando aparecieron cientos de policías que intentaron controlar a los fans decepcionados. Dos días después, en el Deutschlandhalle de Berlín Occidental, hubo una batalla entre policías y jóvenes antes del show, con el resultado de medio centenar de detenidos.

 Cartel oficial de la gira europea

Cartel oficial de la gira europea

Roma y Milán se prepararon para la locura. El 29 de septiembre, con la mala fama de la banda en una espiral enloquecida, actuaron en el Pallazo dello Sport de Roma. Horas antes, concedieron una entrevista que acabó igual que sus conciertos. Varias preguntas molestaron a un Mick Jagger que, inmediatamente y de forma unilateral, dio por terminado el acto. Los periodistas insistieron y el ambiente subió de tono cuando, a la salida, uno de los guardaespaldas del grupo se encaró con el periodista Umberto Rizzi, quien fue golpeado. Rizzi acabó en el hospital.

 Instantes de la pelea. Un guardaespaldas de la banda se enfrenta a un periodista

Instantes de la pelea. Un guardaespaldas de la banda se enfrenta a un periodista

En la secuencia de imágenes, que publicó la revista Mundo Joven, vemos instantes de la pelea. También vemos a un Jagger divertido y bien a cubierto mientras sus secuaces reparten a diestro y siniestro. Rizzi, más tarde, terminó demandando a Jagger por haberlo tirado por las escaleras del hotel Parco dei Principi.

 Mick Jagger, divertido, se resguarda de la trifulca

Mick Jagger, divertido, se resguarda de la trifulca

La accidentada gira aún debía hacer frente a los fans de Milán. El 1 de octubre, en el Palazzo Dello Sport de Milán, dos mil jóvenes trataron de abrir las puertas para entrar al show. La policía tuvo que utilizar gases lacrimógenos para sofocar el motín, hubo heridos entre los policías y la multitud, y se efectuaron 63 detenciones.