¡1, 2, 3...! Un cuaderno de notas para The Clash

Entonces era solo un chaval, pero uno de los alumnos del artista y profesor Derek Boshier era Jon Mellor, quien más tarde sería conocido como Joe Strummer, líder de The Clash. Boshier, que lo llamaba cariñosamente «Woody», impartía clases de arte en el Central School of Art and Design de Londres.

Boshier en un fotograma del documental de Ken Rusell Pop goes the easel (1962)

Boshier en un fotograma del documental de Ken Rusell Pop goes the easel (1962)

Boshier había seguido muy atento a su carrera musical. Cuando se vieron por Londres, durante el otoño de 1978, con «Woody» ya convertido en una estrella, quiso llamarlo por su nombre; «Ahora me llamo Joe», le dijo secamente. «Solamente estoy bromeando. Soy un gran fan de The Clash», añadió.

Más tarde recibió una llamada de Caroline Coon, periodista en Melody Maker y ahora manager de la banda tras la abrupta salida de Bernie Rhodes. Coon, además de activista y feminista, también era antigua alumna de Boshier. Le preguntó si le apetecería hacer el libreto con las letras e ilustraciones para Give ‘Em Enough Rope, el maravilloso segundo disco de la banda. Joe quería que lo hiciera él. Boshier, sin dudarlo, aceptó.

La banda le hizo llegar las letras y demos. Debía trabajar rápido y así fue (el disco saldría publicado en noviembre). El resultado fue un espectacular libreto de 60 páginas influenciado por el pop art y la estética situacionista, donde desfilan himnos como «Julie’s Been Working For The Drug Squad», «Stay Free» o «Safe European Home», que se convirtió en un ejemplo de la imagen gráfica del punk en su mejor momento. Uno de sus manifiestos visuales más brillantes.

Boshier bailando el twist junto a grandes como Peter Blake en Pop goes the easel (1962):