El Batallón de la Muerte

El Batallón de la Muerte (también conocido como Centuria Malatesta) fue una de las columnas anarquistas e internacionalistas más espectaculares y conocidas. Formada por italianos exilados en Francia, causaron gran impresión en su desfile por Barcelona, en marzo de 1937, a causa de sus uniformes negros, cuya apariencia recordaba a los utilizados por los fascistas italianos. Aquella mañana, exhibieron una de sus banderas, negra con una calavera y huesos cruzados (que recuerda a otra de los rusos anarquistas, décadas antes, de Bandera Negra), lucieron impecables jerseys negros de cuello alto, uniformes verde-oliva con correaje, boina negra e insignia con una calavera y un puñal en el cinturón.

     Desfile del Batallón de la Muerte por las calles de Barcelona (marzo de 1937)

    Desfile del Batallón de la Muerte por las calles de Barcelona (marzo de 1937)

Su origen estaba en un battaglione organizado por el anarquista italiano Nicola Menna, al que se unieron libertarios italianos venidos a Barcelona con motivo de la Olimpiada Popular.

 Cuchillo usado por el Batallón de la Muerte (figura 7-12)

Cuchillo usado por el Batallón de la Muerte (figura 7-12)

Participaron en el intento de toma de Huesca en septiembre de 1936, sufriendo una fuerte derrota e inmediatamente después fueron retornados en camiones a la base de Santa Perpetua de Mogoda. Allí fue nombrado comandante Cándido Testa —alias Mario Weber—, que recientemente había llegado de Argentina, quien, con la ayuda de Abad de Santillán, reorganizó el batallón siguiendo el modelo de los Arditi italianos de la Gran Guerra.

 Cándido Testa con su gorra con calavera

Cándido Testa con su gorra con calavera

En marzo de 1937 desfilaron por las calles de Barcelona, se integraron en la legendaria Columna Ascaso y retornaron al frente de Aragón, donde volvieron a ser derrotados. Testa regresó enfermo a Barcelona y fue substituido como comandante del Batallón de la Muerte por Fausto Nitti. En el asalto a la ermita de Santa Quiteria fueron aniquilados.

 Un miembro del Batallón de la Muerte junto a uno de sus cuarteles improvisados

Un miembro del Batallón de la Muerte junto a uno de sus cuarteles improvisados

 Uno de los vehículos utilizados por el Batallón de la Muerte

Uno de los vehículos utilizados por el Batallón de la Muerte

 Llamada publicada en la prensa para el reclutamiento de voluntarios y voluntarias en el Batallón de la Muerte

Llamada publicada en la prensa para el reclutamiento de voluntarios y voluntarias en el Batallón de la Muerte

En una famosa fotografía, durante su estancia en Huesca, los vemos en una sacrílega escena, tras saquear una iglesia, pero siempre los recordaremos como la legión de la bandera negra que asombró a Barcelona.

 El Batallón de la Muerte y la célebre fotografía sacrílega

El Batallón de la Muerte y la célebre fotografía sacrílega